Abril 2017

Con un enroque nunca antes visto, el IOMA y el PAMI, el PAMI y el IOMA, cambiaron sus autoridades.

El hasta hace pocos días presidente del IOMA, Sergio Cassinotti, junto con parte de su equipo, tomó la conducción del PAMI, mientras Carlos Regazzoni, según sus propias declaraciones, se dedicará a la campaña electoral, y de hecho ya estuvo tocando timbres por Almirante Brown.

Cassinotti, encarna el modelo provincial, con eje en la libre elección de profesionales y centros de atención, y fuerte participación de las entidades intermedias representativas del sector.

Tras un año con algunas turbulencias, deja el Instituto, no sin dificultades, pero si orientado en cuanto al modelo de gestión, la sustentabilidad financiera, y con fuertes lazos institucionales.

Regazzoni en cambio, supo conmover fugazmente a la sociedad, mostrando hechos de corrupción de la gestión pasada, pero se va con más pena que gloria, por cuanto el PAMI, no logra salir del pantano en el que está hundido desde hace años.

Ni siquiera conocemos si lo ha intentado, habida cuenta que como contrapartida del furor mediático, el diálogo y los canales de comunicación de estilo con las entidades representativas, al menos de médicos, han sido entre escasas y nulas.

Mientras tanto el modelo de gestión, elefantiásico y centralista, donde ni los propios gobernadores tienen incidencia sobre la realidad sanitaria de los jubilados de su provincia, y el modelo de atención, a todas luces fracasado, siguen vigentes, como si todo estuviera bien.

Se renueva una esperanza con la llegada al PAMI de un nuevo equipo de conducción, y alentamos a las nuevas autoridades a consolidar los lazos institucionales para emprender la reforma de fondo que el PAMI necesita.

Con el IOMA, mantenemos el vínculo de siempre, y las nuevas autoridades, encabezadas por Carlos D’Abatte, ya se han manifestado en favor de los acuerdos institucionales, dándole continuidad a los lineamientos conceptuales que desde hace años compartimos con el Instituto.

Nuevas esperanzas, y también nuevos desafíos para nuestras instituciones.
Como siempre.

Comisión Directiva
Círculo Médico Lomas de Zamora